ENTRE SIERRA NEVADA Y EL MEDITERRÁNEO SE ENCUENTRA ESTA TIERRA DE VERDES PASTOS Y CASAS ENCALADAS, DE CONTRASTES Y SALUD; COMARCA HISTÓRICA QUE HA FASCINADO A HISPANISTAS, ROMÁNTICOS Y VIAJEROS A LO LARGO DE LOS SIGLOS.

Personalidad andaluza

Dos provincias comprende La Alpujarra (tambien conocida como Las Alpujarras): Granada y Almería. Uno de los lugares más míticos y bonitos de Andalucía, moldeado por una naturaleza abrupta y fértil en la que cuelgan increíbles pueblecitos blancos de glorioso pasado musulmán.

Entre el altísimo pico nevado del Mulhacén a la turística Costa del Sol se encuentra La Alpujarra. Un paisaje de laderas verdes o pardas (según la estación y la situación) con grandes contrastes donde transcurren saludables ríos y torrentes que dan al mar.

Aquí la paz y el silencio se perciben en cada rincón: desde las plazas adormecidas de estos pueblecitos escalonados que miran al sur, solo roto por el manar de fuentes como la de Pórtugos, a la iglesia mudéjar de Poqueira pasando por los bancales de almendros o viñas.

La Alpujarra contada

La Alpujarra es la tierra prometida o soñada; por la que batallaron nuestros antepasados y la que glosaron aventureros y escritores como Pedro Antonio de Alarcón. O hispanistas como el inglés Gerald Brenan, autor de la conocida obra “Al sur de Granada”, llevada al cine.

Sierra de Lújar – Simon Harrod. FLICKR

Brenan se instaló en los años 20 del pasado siglo en una pequeña localidad de La Alpujarra de la Sierra granadina llamada Yegen. Atraído por sus bellos miradores, de los cuales dijo que eran los mejores del mundo, y arquitectura, el escritor vivió 7 años en esta tierra de moriscos donde aún se conserva su casa.

También influyó en la felicidad de Brenan la amabilidad de las gentes de La Alpujarra y la calidad de vida que hay en estos paisajes fértiles y caudalosos.

Fuente en Pampaneira – ©Carlos César. FLICKR

Y es que estos montes de frondosos árboles en primavera y desprovistos de su ropaje en otoño, que fueron escenarios de batallas y exilios históricos, contienen multitud de aguas y fuentes termales que son beneficiosas para la salud. Aguas que bajan desde Sierra Nevada, en la Alpujarra granadina, con propiedades mineromedicinales y que son perfectas para tratar el reuma, la anemia o problemas musculares.

Río en Busquistar – Giorgio Monteforti. Flickr

Un ejemplo es Lanjarón, con su conocido balneario y cinco manantiales de su tan preciado oro líquido; o el Balneario de San Nicolás en Alhama de Almería. Siguiendo en la misma provincia podemos disfrutar de los Baños de Santiago en la localidad de Guarros y de los manantiales de Fuente Agria de Paterna del Río… o de las 16 fuentes que hay en Laujar de Andarax.

Tierra de cal y contrastes

En cada uno de estos municipios de La Alpujarra la gastronomía es espectacular, con carnes de primera como el jamón de Trévelez, -localidad que destaca por ser la más alta de España- o los postres heredados de los antiguos moriscos.

58 municipios de paredes blancas como la nieve y callejuelas empedradas y sinuosas componen La Alpujarra de Granada y Almería: desde los que componen el llamado Balcón de La Alpujarra (Cañar, Bubión, Capileira, donde está el museo etnográfico “Pedro Antonio de Alarcón”, Soportújar…) a Trevélez -con vistas al Mulhacén- sin olvidar los encantadores pueblecitos que lindan con Almería como Ugíjar o el almeriense Paterna del Río.

Algunos de ellos conservan aún tradiciones antiquísimas de la reconquista como las Fiestas de Moros y Cristianos, o las romerías por la sierra.

Casa en Trevélez – Randi Hausken. Flickr

En fin, Las Alpujarras es una comarca que no se puede perder. Una constante bajada de 50 km. desde los 3.000 metros de altura, casi en la cima del Veleta, hasta los invernaderos de El Ejido, en pleno litoral mediterráneo. Una Andalucía imprescindible que no se puede contar, sino ver y sentir.

Cómo llegar

  • Desde Granada capital hay que coger la A-44 y pasar la estación de Sierra Nevada para llegar a Capileira pero en invierno y meses de no demasiado calor puede estar cortado por la nieve.
  • La A-7208 atraviesa la falda sur de Sierra Nevada y nos permite contemplar La Alpujarra Alta.
  • Si venimos por la Costa del Sol cogeremos la N-323 dirección Granada. Aquí podemos acceder a La Alpujarra por Vélez de Benaudalla mediante la ctra. de La Umbría, o por Tablate y Lanjarón hasta Órgiva. También se puede llegar por Adra o La Rábita.
  • Desde Guadix tenemos que atravesar el Puerto de la Ragua.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *